Los verbos reflexivos son aquellos que indican que el sujeto lleva acabo una acción que recae sobre sí mismo. Por ejemplo, cuando decimos “me peino”, yo soy quien realiza la acción y yo soy quien la recibe. Todos los verbos reflexivos en español acaban en -SE y se forman igual que los verbos que no son irregulares añadiéndole los pronombres reflexivos delante (me, te, se, nos, os, se).

PEINARSE

LEVANTARSE

PERDERSE

IRSE

Yo me peino

Yo me levanto

Yo me pierdo

Yo me voy

te peinas

te levantas

te pierdes

te vas

Él/ella se peina

Él/ella se levanta

Él/ella se pierde

Él/ella se va

Nosotros/as nos peinamos

Nosotros/as nos levantamos

Nosotros/as nos perdemos

Nosotros/as nos vamos

Vosotros/as os peináis

Vosotros/as os levantáis

Vosotros/as os perdéis

Vosotros/as os vais

Ellos/as se peinan

Ellos/as se levantan

Ellos/as se pierden

Ellos/as se van