El español sigue unas reglas generales bastante sencillas para formar el femenino de los sustantivos y adjetivos.

  • REGLAS GENERALES PARA LOS SUSTANTIVOS:
  1. Los sustantivos cuya forma masculina acaban en -o, cambian la “o” por “a” para formar el femenino. Ejemplo: niño > niña
  2. Los sustantivos cuya forma masculina acaban en -e, cambian la “e” por “a” para formar el femenino. Ejemplo: presidente > presidenta
  3. Los sustantivos cuya forma masculina acaban en consonante, añaden “a” para formar el femenino. Ejemplo: profesor > profesora
  4. Gran parte de los sustantivos cuya forma masculina acaban en “ista”, permanecen invariables en el femenino. Sabemos si son femeninos o masculinos según el artículo que los acompañe. Ejemplo: el mentalista > la mentalista, el novelista > la novelista, el escaparatista > la escaparatista, el artista > la artista…
  5. Algunos sustantivos acabados en -dor y -tor, forman el femenino añadiendo la desinencia -trizEjemplo: actor > actriz, emperador > emperatriz. Aunque, profesor > profesora, director > directora, pintor > pintora…
  6. Otros sustantivos invariables son: el atleta > la atleta, el policía > la policía, el joven > la joven, el modelo > la modelo, el maniquí > la maniquí, el profeta > la profeta, el testigo > la testigo…
  7. Otros sustantivos forman el femenino añadiendo los sufijos “esa”, “isa”, “na” o “ina”: duque > duquesa, poeta > poetisa, rey > reina, héroe > heroína…
  8. Algunas palabras presentan formas completamente diferentes para designar el masculino y el femeninoel hombre > la mujer, el yerno > la nuera, el padre > la madre, el caballo > la yegua…

 

También existe un grupo de palabras que, acabados en “a”, tienen un significado complemente diferente a la palabra acabada en “o”Ejemplos: bolso > bolsa, caso > casa, banco > banca, naranjo > naranja, rato > rata, libro > libra, suelo > suela, tallo > talla, físico > física…

 

Asimismo, existe otro grupo que, según el género del artículo que las acompañe, presentarán significados diferentes. Ejemplos: el capital > la capital, el cólera > la cólera, el cometa > la cometa, el cura > la cura, el frente > la frente, el orden > la orden…

 

  • REGLAS GENERALES PARA LOS ADJETIVOS:

Los adjetivos siempre concuerdan en género y número con el sustantivo al que acompañan.

  1. Adjetivos con femenino regular: el masculino acaba en “o” y el femenino acaba en “a”. Ejemplos: alto > alta, pequeño > pequeña, guapo > guapa…
  2. Adjetivos invariables en femenino y masculino:

                  – Adjetivos terminados en “e”. Ejemplos: verde, caliente, inteligente…

                  – Adjetivos terminados en consonante. Ejemplos: azul, genial, cortés…

                  – Gentilicios que acaban en “a”, “e” “í”. Ejemplos: belga, jienense, iraní…

                  – Adjetivos acabados en “-ista”. Ejemplos: perfeccionista, materialista…